lunes, 6 de marzo de 2017

EL MUNDO AL REVÉS O LOS DE OTNEMELPMOC ESTAMOS DADOS LA VUELTA

El Diario de sesiones de la Comisión de Defensa no tiene desperdicio. 

En líneas generales, durante 42 páginas nuestros próceres, personal erudito e informado con un amplio elenco de asesores, mezclan asuntos diversos y no tienen el más mínimo pudor en mezclar la ley 17/99, con la 8/2006 y la 39/2007.  A la finalización del documento, que dejamos para deleite del lector, uno ya no sabe si es un militar de tropa de complemento, si es un oficial de tropa o si las escalas de complemento, se han integrado en una sola o con la de los MPTM.  Incluso, en alguna intervención un lector desconocedor de nuestra situación podría advertir que se nos "facilita" la permanencia, término que empieza a adquirir una ambigüedad tal, que al final vamos a considerar que el Ministerio nos hace un favor facilitándonos la permanencia en la vida civil durante muchos años. 

Se dice en términos políticos, que cuando no se quiere hacer algo sobre un tema, lo mejor es crear una comisión.  Durante cinco años, hemos estado trabajando, ofreciendo propuestas para solucionar una situación que creíamos fácil, sencilla y de sentido común.  Con el paso de los años, vemos que la CONSOLIDACIÓN de los oficiales de complemento, tratada independientemente de otras que, insistimos, son justas pero diferentes en el fondo y en la forma de las de los oficiales de complemento, esa CONSOLIDACIÓN es un problema difícilísimo y complejo de tratar.  

El tiempo avanza inexorablemente.  Desde AMCOFAS seguiremos siendo pulcros y leales al Sistema al que queremos pertenecer, pero no dejamos de sorprendernos viendo como colectivos como los estibadores (por poner un ejemplo) que, creando presión, saliendo en prensa y rodeados de un circo mediático del que se aprovechan todos los partidos políticos para sus intereses, consiguen sus objetivos; o que se gasten millones de euros en rescatar autopistas, bancos, independencias (incluídas las de las bodegas), por poner algunos ejemplos y a un pequeño grupo de oficiales, cuadros medios de una de las Instituciones mejor valoradas de esta GRAN NACIÓN, cuya política es la de la discrección, lealtad y seriedad y cuyo único medio de expresión es éste, se le ignore sistemáticamente, negándole la posibilidad, como colectivo, de seguir un desarrollo profesional, que no de carrera, hasta la edad de retiro. 

1 comentario:

  1. Nos guste o no, vamos de la mano de los MPTM. Lo que consigan ellos, lo conseguiremos los MO.

    ResponderEliminar