sábado, 21 de enero de 2017

CONSOLIDACIÓN

Estimados y Estimadas Compañeros y Compañeras:

Durante estos cinco años que la Asociación lleva en marcha como, no hay que olvidarlo, única asociación de oficiales de ocho asociaciones profesionales sobre un total de 131.911 efectivos, nos hemos orientado hacia un objetivo principal, que es la CONSOLIDACIÓN de todos los oficiales de Complemento que hay actualmente en las Fuerzas Armadas. Durante este tiempo hemos hecho proyectos, hemos presentado propuestas e incluso una proposición no de ley en el Parlamento en el cual hemos comparecido, hemos presentado decenas de propuestas en el COPERFAS, establecido grupos de trabajo.  Muchas compañeras y compañeros de los que trabajan con nosotros y forman parte de este proyecto, a Dios gracias, son permanentes; otros, por desgracia, después de auténticos maratones de meses estudiando, incluso con pérdida de haberes y de descanso en periodo de vacaciones y mereciéndolo tanto como los que están dentro, no han podido conseguir su meta. Unos pocos ni siquiera han tenido la oportunidad de suspender porque no les han sacado plazas, mientras que otros afortunados, con darse un paseo en las pruebas físicas y firmar el examen son permanentes gracias a que sacaron una o dos plazas y sólo se presentaron uno o dos aspirantes. El hecho de que en las Fuerzas Armadas se tengan oportunidades no quiere decir que todos las tengan en igualdad de condiciones (ver convocatoria de Especialistas vs Cuerpo Jurídico Militar de 2016. O pregunten a los ingenieros politécnicos del ET o de la Armada)

Disolvemos la Asociación y nos vamos a casa.  Total ¿para qué? 
¿Asumimos que el que no aprueba es un incompetente, un vago que ni siquiera se molesta en tener buenos IPEC y/o medallas y, como tal, es merecedor de irse a su casa? ¡Sin asignación!, ¡Que trabaje!, que con 45 años está en la plenitud de la vida y otra cosa no, pero trabajo en España abunda. Y si no lo encuentra es porque es un inútil, al contrario que algunos de los que han aprobado la oposición, que esos si que valen.

¿O nos vamos al juzgado a buscar la CONSOLIDACIÓN por decisión judicial, como tan de moda está ahora, cuándo esto, con discrección, de manera legal, estudiando caso por caso, se solucionaría antes de que acabase 2017?

Quizá una prueba de conocimientos, basada en un modelo funcionarial de los años 50 del siglo pasado no sea el método más adecuado, en tanto que haya otros métodos; quizá habría que buscar otros modelos de permanencia (estamos hablando sólo de Complemento) basados en la estructuralidad del puesto, en el perfil profesional y de carrera, en las necesidades reales, además de las que marca el papel de nuestras Fuerzas Armadas.  Se darán casos de fracasos personales o por falta de interés en el estudio pero, por ejemplo, un ascenso oportuno en el mes de julio, buenos IPEC, alguna medalla o un destino "tranquilo" quizá le den más oportunidades a unos que a otros que estén en unidades de la Fuerza de cualquiera de los tres Ejércitos, que estén mandando y gestionando Unidades de empleo superior, o desplegados en zona de operaciones.  Que sepamos, podemos equivocarnos, no existen todavía elementos correctores para ese tipo de situaciones. 

Por ejemplo, si se necesitan 10 psicólogos, 6 enfermeros, 3 ingenieros politécnicos y 2 pilotos de cualquiera de los Ejércitos, ¿por qué hay que sacar plazas de promoción interna para otras Escalas u oposición libre para 10 psicólogos, 6 enfermeros, 3 ingenieros politécnicos y 2 pilotos si los tienes en tu empresa? 

También hay que hacer previsiones en los Cuerpos Generales de las Armas.  Nuestros estudios, que presentaremos en su momento al Ministerio nos muestran que en un intervalo entre los próximos cinco a diez años los ascensos a comandante y los pases a la reserva de capitanes van a dejar muchos puestos sin cubrir que bien pueden ser cubiertos en apoyo a la Fuerza por capitanes permanentes o "indefinidos" de la Escala de Complemento, capitanes que ya existen, que forman parte de los presupuestos y cuya labor no se perderá porque son puestos estructurales de personal que realiza las mismas labores en su puesto que otro oficial de otra Escala, sólo que con la ventaja para las Fuerzas Armadas de que no interfiere en la carrera profesional de otros compañeros.  

Por no hablar de aquellos que tienen cursos de especialización, algunos de los cuales cuestan miles de euros y para los que habrá problema en encontrar este tipo de perfiles en menos de cinco años. 

AMCOFAS no entra en el terreno de los aconteceres de otras Escalas.  Deseamos que el Ministerio tenga una solución para los compañeros de Tropa, qué consiga motivar a aquellos oficiales y suboficiales que verán truncada su carrera en los empleos de comandante, sargento 1º o brigada y puedan encontrar una alternativa, si así lo desearen en la Administración Pública, así como de nuestros compañeros permanentes, que se encuentran muchas veces en un vacío profesional sobre el que vemos la posibilidad de trabajar y ofrecer propuestas al Ministerio. Igualmente, creemos que desde la Asociación hay que trabajar por un aumento de la calidad de vida de todos los militares informando de propuestas como, por ejemplo, aparcamientos dentro de las Unidades para todos los que formen parte de las mismas, propuestas de mejora de los Alojamientos Logísticos, etc, enmarcándolo dentro de los procedimientos que nos provee la Ley.  Ahora bien, cuando vemos los perfiles de la mayoría de esos poco más de 700 compañeros oficiales de complemento que copan transversalmente toda la estructura de los Ejércitos y del Órgano Central, a los que se exigen una oposición tan limitada en su oferta, no podemos dejar de sorprendernos de que no se CONSOLIDE a una Escala que tanto ha dado por España. Siendo justos, hay que reconocer que las plazas de Policía Nacional y de Guardia Civil deben de ser para la Tropa;  es más, deberían de ser en exclusiva para la Tropa, como premio e incentivo para aquellos que quieran formar parte de estos Cuerpos, pues el paso por la estructura militar sólo puede hacer bien en su formación, así como el grueso de plazas de personal laboral e incluso de policía local y autonómica (sin entrar en matices).  También creemos que, por esos mismos motivos la PERMANENCIA de los oficiales de Complemento debe de ser tratada de forma ajena a la de esta Escala pues son modelos profesionales completamente diferentes.  Nos cuesta entender que un "graduado de los de Bolonia", ya sea de Complemento, ya de Tropa o de Suboficiales, pasando unas pruebas físicas y con el 2.2.2.2 de inglés adquiera la condición de militar de carrera de la Escala de Oficiales y que un licenciado que entró como oficial de complemento antes de 2009, con un año de formación y al menos 10 años de carrera profesional, en el que España se ha gastado un dinero en formar, no pueda acceder a la condición de permanente a través de un curso de adaptación o mediante una CONSOLIDACIÓN por perfil, ya sea atendiendo a que sea un recurso crítico, ocupe un puesto estructural o una necesidad específica de las Fuerzas Armadas. Esta limitación última impuesta por el tipo de licenciatura, grado o ingeniería que tiene pues no se corresponde con las que exige el Ministerio.  "Sabíais lo que firmábais", dice el ignorante.  Como también sabían los sargentos que iban a pasar a la reserva de subtenientes o los tenientes de coroneles. Quizá olvidamos todos que había un apartado que decía que se podían cambiar las reglas a mitad de partido.  

El Ministerio es un entramado difícil de gestionar, lo sabemos; con muchos intereses y muchas necesidades y preocupaciones.  la oferta de CONSOLIDACIÓN sólo busca eliminar problemas de quien tiene que gestionarlos, como obligación de la Asociación y como apoyo y asesoramiento al mando, si se quiere ver asi también.  No todos los oficiales de complemento querrán permanecer en las Fuerzas Armadas pero aquellos que así lo deseen, de conseguirlo, y nosotros estaremos ahí para hacer que eso sea un hecho, proporcionarán una fuerza motivadora tan grande a nuestras Fuerzas Armadas que el aspecto positivo de una Escala de Complemento consolidada como militares de carrera perdurará durante años.  Llevamos cinco años viendo como compañeros válidos se han ido fuera de las Fuerzas Armadas y, si no se hace nada, a partir de 2019 vamos a ver como la gran mayoría de los oficiales de complemento se van a la calle.  Entendemos que para muchos el día a día en las Unidades es hacer el vago, desplegar es irse de vacaciones al extranjero y que lo único que vale es estudiar.  Mirarse el ombligo y luego ver lo grande e importante que es uno en comparación con los demás es un ejercicio muy propio de esta Patria nuestra.  No obstante, si conseguimos avances tanto para los permanentes como para los "no permanentes", quede claro que no haremos excepciones.

Sobra autosuficiencia en la misma proporción que humildad falta.Y ganas de trabajar