lunes, 25 de abril de 2016

Estimados compañeros y compañeras:

Aunque la convocatoria de 42 plazas para adquirir la condición de permanente en todos los ámbitos se consideran pocas, hay que plantear esta situación en un tono constructivo.  Está claro que nadie quiere que los ochocientos oficiales que quedan en situación de temporalidad finalicen su compromiso y sean desvinculados del Sistema, gravando al Estado con una asignación que, si bien merecida, no satisface de ningún modo los años empleados en la Milicia.  Sabemos que los Oficiales de Complemento realizan una tarea más productiva dentro que fuera y desde AMCOFAS seguiremos hablando con todos aquellos interlocutores cuya responsabilidad afecte a la Escala para satisfacer las necesidades tanto del Ministerio como de la Escala.  

Ahora debería ser, si cabe, más fácil que nunca.  Por un lado, los esfuerzos del Ministerio para solucionar los contratos de larga duración de la Escala de Tropa, facilitándoles plazas en los Cuerpos y Fuerzas de seguridad del Estado, promociones internas para oficiales y suboficiales en las Fuerzas Armadas, cupos de hasta el 50 % en las convocatorias para personal laboral fijo, plazas para la permanencia y las continuas propuestas de las asociaciones de tropa para mejorar sustancialmente todas estas salidas e incluso con nuevas aportaciones sienta las bases para que un gran flujo de compañeros de Tropa puedan ver equilibrada su calidad de vida, e incluso incrementada, una vez resuelta su situación laboral.  Por otro lado, los Oficiales de la Ley 17/99 somos los únicos de las Escalas de Complemento que hemos quedado etiquetados a la situación de temporalidad pues, como ya sabéis, los que vinieron antes y los que vendrán después prácticamente no tendrán oposición a la adquisición de la situación de carrera. 

La oposición a la PERMANENCIA puede ser un filtro más, una forma más de CONSOLIDAR a los oficiales de complemento, pero NO la única.  Consideramos que debe ampliarse el número, tener en cuenta aquellos perfiles necesarios, valiosos y absorberlos.  Hay que mirar hacia adelante con optimismo y romper con esa visión de vacío que actualmente envuelve a gran parte de la Escala que al mirar al futuro se encuentran una situación de oscuridad, de decaímiento y desesperanza, transformándola en sostenibilidad, empleo y situación de carrera o de PERMANENCIA.  Si es necesario, busquemos otras salidas.  

Ochocientos cuadros medios en absoluto deben de suponer un problema para una Administración.  Desde 1975 hasta el presente existen gran número de ejemplos en la Administración Central, Autonómicas y Municipales en las que cantidades semejante, menores, mayores y exponencialmente mayores han sido CONSOLIDADOS en su empleo de muy diversos modos.  

Por favor, no dejemos pasar otra legislatura.  Si lo hacemos, ya no habrá marcha atrás para la mayoría. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario